El Playmaker | Noche histórica tras noche histórica
Harden, Porzingis, Lillard
264
post-template-default,single,single-post,postid-264,single-format-standard,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,transparent_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-12.0.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.2,vc_responsive

Noche histórica tras noche histórica

En eso se está convirtiendo este inicio de temporada. Si ya no sorprende a casi nadie que Damian Lillard vaya por ahí cerrando partidos sobre la bocina, tampoco lo hace que James Harden realice uno de los partidos de su vida o que Kristaps Porzingis, por fin jugador franquicia de los New York Knicks, haya empezado la temporada como el mejor knickerbocker de siempre en puntos anotados -33,6 por noche-.

Como apuntaba más arriba, terminaba la semana con un triple sobre la bocina de Lillard para dar carpetazo a los Lakers en un partido en que el hiper-hyped Lonzo Ball se quedó sin anotar, siendo la primera vez que un top-5 del draft no anota un solo punto desde 1992 -Dikembe Mutombo-.

 

Por otro lado, durante la madrugada del domingo al lunes se sucedieron dos actuaciones extraordinarias. En primer lugar, el inclasificable partido del escolta de Houston Rockets, que terminó el encuentro con unos números de escándalo: 56 puntos -máxima anotación de su carrera- y trece asistencias con 19/25 en tiros de campo y 7/8 en tiros de tres. Sin embargo, lo que hay que resaltar es el tiempo en el que Harden firmó esos números. En tres cuartos ya estaba en 52/13, con lo cual apenas disputó el último parcial. Una actuación incontestable de un hombre al que se le está resistiendo el MVP por las descomunales actuaciones de Curry y Westbrook en las últimas temporadas. Aun así, Harden sigue emocionando al mundo del baloncesto.

http://

Por otro lado, Porzingis. Ya se señalaba que ha comenzado la temporada como el mejor anotador de la historia de los Knicks tras nueve encuentros. En el de esta madrugada ante los Indiana Pacers no solo anotó cuarenta puntos -máxima anotación de su carrera-, seis tapones y ocho rebotes, sino que lideró a los Knicks en la remontada, ya que llegaron a marchar 19 puntos abajo. Parece que Hornacek ha dado un lavado de cara importante a la franquicia de Manhattan, que marcha sexto del Este, dándole toda la responsabilidad al letón.

http://

Foto portada: A y M sports.

No Comments

Post A Comment