El Playmaker | The Box Score
370
post-template-default,single,single-post,postid-370,single-format-standard,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,transparent_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-12.0.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.2,vc_responsive

The Box Score

Los caminos de la NBA son inescrutables. Todavía se mantienen en el imaginario colectivo escenarios extraordinarios que rodean e integran a la mejor liga de baloncesto del planeta: los veinticinco puntos en un cuarto de Isiah Thomas con el tobillo del tamaño de una manzana, los trece puntos en treinta y cinco segundos de Tracy McGrady o los ochenta y un puntos de Kobe Bryant contra Toronto. Sin embargo, lo que aconteció entre los Philadelphia 76ers y los New Jersey Nets durante la temporada 78-79 no tiene parangón en la historia del deporte profesional.

El primer contacto entre ambas franquicias aquella temporada se dio en un partido celebrado en el Spectrum de Philadelphia, apenas comenzada la Regular Season. En principio era un encuentro normal y corriente. El resultado final de aquel partido fue de 137-133 para los locales en el que destacó Eric Money, con 37 puntos. Pero el partido -y la anotación final de Money- no estaban cerrados. Igual que las heridas en New Jersey por la marcha de la estrella de la franquicia, Julius Erving, dos veranos antes rumbo a la Ciudad del Amor Fraterno.

A mitad del tercer parcial de aquel choque, con el partido igualado, Bernard King se estaba peleando en la pintura con Steve Mix, el escolta defensor de los Sixers. Tras una acción en la que se estaban empujando, King recibía el balón, y mientras lanzaba, golpeó a Mix y le fue señalada falta en ataque. Ante el leve golpe, King recibía una falta técnica por protestar la falta en ataque sobre Mix. Era la segunda, lo que conllevaba la eliminación del encuentro del alero de los Nets. Sin embargo, esta no sería la última técnica de King en el partido, puesto que mientras abandonaba la pista recibió una tercera técnica por patear una silla. Todo el mundo entró en ebullición y para rematar la faena, Kevin Loughery, entrenador de los Nets, recibía su segunda y tercera técnica por salir en defensa de King, una actitud bastante corriente en el comportamiento de Loughery, conocido en sus tiempos por no quedarse callado casi en ningún momento de los partidos que dirigía.

                                Bernard King lanzando en su etapa en los Nets.

Así pues, Richie Powers, el árbitro principal, perpetró la misma esperpéntica acción con unos segundos de diferencia. Tres técnicas por cabeza y a la calle. Lo nunca visto. Los Nets terminaron el choque con once técnicas. Por lo tanto, Phil Jackson, entonces ayudante a tiempo parcial de Loughery y analista televisivo, sería el encargado de dirigir el encuentro hasta el final mientras el general manager de los Nets, Charlie Theokas, bajaba a la pista para protestar. Las cosas se calmaron un tanto en el pabellón, y Phil Jackson dirigió su primer partido como entrenador jefe, durante los diecisiete minutos restantes de tiempo reglamentario y las dos prórrogas que se tuvieron que disputar para encontrar un ganador.

El despropósito y el desconcierto desaparecerían cuando los de New Jersey se pusieran en contacto con la NBA para aclarar los sucedido. Los Nets, al terminar el partido, enviaron una protesta a la liga por lo acaecido durante el tercer cuarto. Todavía había jugadores de los Nets que se preguntaban si era posible señalar tres técnicas a la misma persona en un partido de baloncesto. Hasta ahí llegaba el desconcierto en torno a aquel arbitraje de noviembre. El argumento esgrimido por la franquicia de New Jersey para volver a disputar el partido fue que, según las reglas de la liga -conocidas por todos-, el número máximo de técnicas que pueden recibir tanto entrenador como jugadores son dos. Obvio. El comisionado O’Brien contestó a la objeción con gran contundencia: el árbitro principal, Richie Powers, fue suspendido de sueldo durante cinco partidos -unos 2,500 dólares- por no seguir las normas de la liga; además, se tendrían que repetir los últimos dieciesiete minutos y medio de partido con los Sixers ganando 84-81 antes de otro duelo previsto en el Spectrum entre ambos equipos, para el 23 de marzo.

Una vez tomada la decisión por el comisionado O’Brien, aquella circunstancia se fue olvidando. Aun así, a principios  de febrero de 1979, los Sixers y los Nets hicieron un traspaso. Los Nets enviaban a Philadelphia a Money y a Al Skinner a cambio de Harvey Catchings, Ralph Simpson y dinero. Por lo tanto, la reanudación del partido contaría con cuatro variaciones en las plantillas de ambos equipos y con tres árbitros diferentes, puesto que la liga había predispuesto cambiar a todo el trío arbitral en vista de lo ocurrido en noviembre.

Tanto Catchings como Simpson y Money aparecen en el cuadro estadístico final como jugadores de uno y otro equipo. Catchings anotó solo con los Nets y Simpson con los 76ers, pero el que sí anotó para ambas franquicias fue Money, que consiguió veintitrés puntos para los Nets y cuatro para los Sixers. Money empezó el partido como jugador de los Nets y lo terminó como suplente de Julius Erving en los 76ers. Enfrente, todavía quedaba algo más: Phil Jackson tuvo que vestirse de corto para jugar catorce minutos ante la falta de efectivos, debido principalmente a las once técnicas señaladas por el equipo arbitral en la primera parte del duelo. Por lo tanto, el mismo partido en el que debutaba como entrenador se convertía en una fugaz vuelta a las pistas. Otro hecho increíble sobre el partido denominado desde entonces The Box Score, por la rareza que supone la repetición de nombres en las fichas finales de ambos conjuntos.

Esta extraña situación se pudo dar en una NBA desahuciada en los años setenta de toda exposición pública, con partidos, incluso de las Finales, ofrecidos en diferido para la pobre audiencia que se registraba entonces. No queda una sola imagen de aquel encuentro o doble encuentro, de The Box Score, que quedará para la posteridad como el único partido de la historia de la NBA en que tres jugadores han defendido las camisetas de los dos equipos de manera oficial. Además, siempre se recordará a Eric Money como el único jugador capaz de anotar con dos equipos distintos en el mismo partido. Por lo visto, historias que sólo se dan en la NBA.

                                    Ficha de los Nets (Basketball Reference).

 

                                   Ficha de los 76ers (Basketball Reference)

 

No Comments

Post A Comment