El origen de las franquicias de la WNBA

El origen de las franquicias de la WNBA

El 30 de octubre se cumplieron 22 años desde que la WNBA, que había sido creada ese mismo año, anunciase las ocho franquicias que disputarían la temporada inaugural. Estas estarían situadas en las ciudades de Charlotte, Cleveland, Houston, Los Angeles, New York, Phoenix, Sacramento y Utah, todas ya con equipo NBA.

 

La asociación dividiría estas ocho franquicias en dos conferencias: por un lado estaría la Conferencia Este, con Charlotte Sting, Cleveland Rockers, Houston Comets y New York Liberty; y, por el otro, la Conferencia Oeste, con Los Angeles Sparks, Phoenix Mercury, Sacramento Monarchs y Utah Starzz.

 

En enero del ’97, dieciséis jugadoras serían asignadas a cada equipo y se realizaría el Draft inaugural de la WNBA, pero eso es otra historia.

 

La WNBA estaba lista para comenzar.

 

-La primera temporada de la historia:

 

La temporada sería inaugurada el 21 de junio de 1997, con un partido entre Los Angeles Sparks y New York Liberty, un partido que se acabarían llevando las de Nueva York, haciéndose así con la primera victoria de la WNBA. De hecho, este equipo llegaría a las Finales de la WNBA pero caerían ante las Houston Comets, la mejor franquicia de la época.

 

 

Primer partido de la WNBA. Foto vía: ESPN

 

 

Tras esta primera temporada, la liga iría incorporando equipos hasta llegar al número de dieciséis franquicias en total. Comenzarían añadiendo a las Detroit Shock y a las Washington Mystics en 1998, Minnesota Lynx y Orlando Miracle en 1999 y cerrarían estas dieciséis las Indiana Fever, Miami Sol, Portland Fire y Seattle Storm en el año 2000.

 

Lamentablemente, en la actualidad solo contamos con doce franquicias en la liga, debido a la desaparición de varias de las comentadas anteriormente a lo largo del siglo XXI.

 

-Las franquicias desaparecidas:

 

  • Houston Comets: Creada en 1997, es la franquicia más laureada de la historia de la WNBA, con cuatro anillos en el palmarés. Está considerado como uno de los mejores equipos de la historia, capitaneado por ese “Big Three” formado por Tina Thompson, Sheryl Swoopes y Cynthia Cooper. Conseguirían los cuatro primeros anillos de la historia de la liga de manera consecutiva, creando una dominación histórica en la liga y una rivalidad legendaria ante las New York Liberty.

 

En 2001, Cynthia Cooper, considerada por la mayoría como la mejor jugadora de todos los tiempos, se retiraría de las canchas, con dos MVP y cuatro MVP de las Finales consecutivos. Sheryl Swoopes se convertiría en la sucesora de Cynthia, ganando tres MVP hasta la disolución de la franquicia.

 

El equipo pasaría una mala época hasta 2005 que lograrían volver a llegar hasta las Finales de Conferencia, pero caerían ante las Sacramento Monarchs.

 

Tras un cambio de propietario incluido, los problemas económicos forzaban a la desaparición de la franquicia en 2008, cerrando con una dinastía de diez años inolvidable.

 

 

Imágen del “Big Three” de las Houston Comets. Foto vía: wnba

 

  • Sacramento Monarchs: Otra franquicia que formaba parte de las ocho fundadoras de la liga. Al igual que las Comets, está considerad una de las mejores franquicias de la historia. Con jugadoras como Ruthie Bolton, Yolanda Griffith o la jugadora portuguesa Tina Penicheiro, formaron uno de los mejores equipos de la época.

 

Pese al gran equipo que tenían, la franquicia no lograba los objetivos esperados en Playoffs, por lo que en 2004 las Monarchs empezaron con una serie de cambios que trastocarían la franquicia por completo, como el fichaje del entrenador John Whisenant o la no renovación de contrato de Ruth Bolton.

 

Con nuevos fichajes y elecciones en el draft como Nicole Powell u Olympia Scott, las Monarchs darían un paso enorme metiéndose en las finales de 2005, las cuales ganarían a las Connecticut Sun, consiguiendo así el único título de la historia de la franquicia. La temporada siguiente volverían a llegar a las finales, pero esta vez serían abatidas por Detroit Shock. Tras la salida de John Whisenant, el equipo a cargo de Jenny Boucek perdería en 2007 y 2008 ante San Antonio Silver Stars.

 

En 2009, la familia Maloof se desentendía de la franquicia, y tras varios intentos de buscar un nuevo dueño, el equipo acabaría desapareciendo ese mismo año.

 

 

  • Charlotte Sting: Desde sus inicios en 1997, el equipo que comenzó asociado a los Charlotte Hornets, sería un clásico de los playoffs hasta su desaparición.

 

Los dos primeros años serían eliminadas por Houston, las campeonas, y el tercer año ante New York Liberty en las Finales de Conferencia. Finalmente en 2001 llegarían a las Finales de la WNBA vengándose de las Liberty, pero serían vapuleadas 2-0 ante Los Ángeles.

 

Tras los problemas de cambio de dueño y de nombre de la franquicia asociada a la NBA, el impacto sería enorme en el equipo, teniendo una caída en las siguientes temporadas en las que no lograrían entrar en playoffs.

 

Tras el intento de mudanza de la franquicia a Kansas City, no se acabaría cerrando un acuerdo y desaparecerían en 2007.

 

 

  • Cleveland Rockers: Equipo que, lamentablemente, tan solo duraría seis años en la WNBA. Fue una de las franquicias inaugurales, pero solo se mantendría hasta el año 2003, tras un intento fallido de venta de su propietario que, al no encontrar un vendedor local que quisiera el proyecto, acabaría con la disolución del equipo.

 

La franquicia conseguiría en esos siete años llegar a las Finales de Conferencia en una ocasión ante las New York Liberty en 2001.

 

  • Orlando Miracle y Miami Sol: Las dos franquicias del Este de EEUU tuvieron las historias más cortas de la historia de la liga. Su creación fue en el 1999 y en el 2000 respectivamente y tan solo duraron tres años en activo. En el 2002, se plantearía una nueva localización de ambas franquicias. El resultado fue la movilización de ambas a Connecticut, lo que culminó con la desaparición de las dos franquicias y la aparición de una nueva llamada Connecticut Sun.

 

  • Portland Fire: Junto a Miami Sol, la franquicia que menos ha durado en la historia de la liga. Tan solo compitió tres años en la liga, y pasó sin pena ni gloria sin disputar ni una sola vez playoffs. Sería eliminada en 2002 tras los problemas financieros del dueño de Portland TrailBlazers, equipo al que estaban asociadas.

 

Una de las peores sensaciones que se puede vivir en un deporte es la desaparición de un equipo. Franquicias que ya son leyenda como Houston Comets o Sacramento Monarchs tuvieron que dejarnos por problemas financieros, dejando un gran vacío en la liga. Ojalá podamos ver resurgir estas franquicias desaparecidas que, para los aficionados a la WNBA, siguen teniendo un hueco en sus corazones.

 

Acerca del autor

Estudiante de Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid. Fan del deporte desde que tiene recuerdos. Como nunca se le ha dado bien ninguno, ahora se dedica investigarlos e intentar llegar más allá que el resto de la gente. Su sueño es ser el mejor periodista de WNBA del país, y no hay mejor forma de hacerlo que empezando en El Playmaker.

Publicar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies