FIBA World Cup Femenina, el regreso del “Dream Team”

FIBA World Cup Femenina, el regreso del “Dream Team”

Pues sí, otro mundial más, otro oro más para EEUU. Lo de que sea un mundial es solo el nombre del torneo en cuestión es lo de menos, ya que hemos visto que a las selecciones americanas les da igual si es un mundial, unos JJOO o una partida de ajedrez en casa de una abuelita, porque salen a ganarlo TODO. Y con la selección femenina de baloncesto no iba a ser menos. Pero bueno, para los más despistados aquí tenéis lo que pasó la semana pasó hace unos días en Tenerife.

 

Fotos vía: usabasketball

 

El pasado 22 de septiembre daba comienzo la Copa Mundial de Baloncesto Femenino, que se organizó en la isla de Tenerife. 15 selecciones intentarían todo lo posible para arrebatarle el trono a la de siempre, a EEUU, que llegaba como vigente campeona tras el mundial de Turquía de 2014. Desde el principio la selección estadounidense comenzaría a demostrar la razón de su gran favoritismo para hacerse con la copa, ganando los partidos prácticamente a medio gas y con una facilidad pasmosa, simplemente eran las mejores del mundo.

 

Pocas preocupaciones había para la selección norteamericana, ya que además la anfitriona, España, que era otra de las favoritas para hacerse con el podio, sembraba dudas ante Puerto Rico y caía ante Bélgica en fase de grupos. Sin embargo, la otra favorita, Australia, arrasaba en sus respectivos partidos lideradas por el monstruo Elisabeth Cambage (jugadora de las Dallas Wings), haciendo unos números de otro mundo.

 

Mientras que EEUU pasaba los cuartos y las semis sin apenas problemas, por el otro lado del cuadro viviríamos un espectacular partido para alcanzar la final entre España y Australia, cargado de emociones y de piques entre Cambage y la afición española (cosa que acabaría jugando en su contra en la final) que acabaría con 33 puntos de la gigante de 2,03 metros y dando el pase a la final contra la selección estadounidense.

 

Llegaríamos a la final tan esperada pero, nuevamente, no habría color. El encuentro nos dejaría un mal partido de Liz Cambage, eclipsada por el partidazo de la pívot americana Brittney Griner y la presión de la grada de Tenerife cada vez que tocaba la pelota. EEUU se volvería a hacer con la medalla de oro, Australia la plata y España se haría con el bronce venciendo a Bélgica en el 3º y 4º puesto.

 

Un equipo que sigue haciendo historia

 

Como ya todos sabemos, la selección estadounidense ha dominado este deporte a lo largo de toda la historia. Pero esto no es solo algo que digan los propios americanos o los medios de comunicación; es algo que se demuestra con datos.

 

El equipo femenino, tras el pasado mundial, continúa con una racha de nada más y nada menos que 46 victorias seguidas en competiciones oficiales (Mundial y JJOO) y 22 en la Copa Mundial de la FIBA, con un margen de victoria de 35,5 puntos de media por partido, un dato realmente brutal. Con todo esto, el país norteamericano suma ya un balance de 100-1 en todas las competiciones internacionales, un balance casi perfecto (solo fastidiado por esa derrota en el mundial de 2006) inimaginable para cualquier otra selección del mundo.

 

Foto vía: usabasketball y wnba

 

¿El mejor equipo femenino de toda la historia?

 

Puede que la pregunta parezca un poco exagerada, pero no es una tontería pensar que acabamos de presenciar a la mejor selección de todos los tiempos. Y una vez más, ahí están los datos que lo avalan.

Entre las 12 jugadoras que representaron a EEUU en el mundial, cuentan con un total de 5 MVP´s de la WNBA, 7 ROY, y 41 apariciones en el All-Star.

 

Y aunque parezca mentira, este equipo podría haber sido mucho mejor. Una gran cantidad de jugadoras como las MVP´s Maya Moore y Candance Parker, o grandes estrellas de la liga como Skylar Diggins-Smith no representaron a su país en Tenerife, lo que podría haber dado un equipo todavía mejor.

 

Aun así, estamos ante un equipo de leyenda.

 

-Breanna Stewart: Es la mejor del mundo y lo lleva siendo desde que nació. A sus 24 años ha sido 4 veces campeona universitaria durante sus 4 años de estancia siendo todos ellos la mejor jugadora de la Final Four y 3 veces mejora jugadora del año. No contenta con esto, desde que llegó a la WNBA no ha perdido el tiempo, siendo ROY tras ser drafteada por las Seattle Storm en primer lugar. Pero sin ninguna duda 2018 ha sido su año. Lo ha ganado TODO, y no hace falta decir nada más, Campeona de la WNBA, Campeona del mundo, MVP de la WNBA, MVP de las finales de la WNBA, MVP de la Copa Munidal de la FIBA, All-WNBA… Sencillamente una maravilla poder ver a esta jugadora.

 

Foto vía: wnba

 

-Diana Taurasi y Sue Bird: Dos leyendas de la liga y del baloncesto estadounidense. Con más de 15 años en el baloncesto femenino profesional, han capitaneado al equipo para volver a hacerse con el oro. Son las profesoras de las que cualquier jugadora debería aprender. Por favor, no os retiréis nunca.

 

Foto vía: usabasketball

 

Y hay demasiada gente que nombrar. Cuando puedes llegar a la final de un mundial y sacar un quinteto que vencería a cualquier equipo en la faz de la tierra y dejar fuera de este a MVP´s de la WNBA como Elena Delle Done o Nneka Ogwumike demuestra lo grande que puede a llegar esta selección.

La lista de jugadoras a comentar es interminable, como Tina Charles, otra MVP, una reina en eso de postear y pegarse en la zona a la vez que saca a pasear esa muñequita impresionante que tiene; Brittney Griner, una pívot enorme capaz de machacar el aro (algo impensable para la gran mayoría de jugadoras) y dejar seca en una final a una de las mejores jugadoras del mundo como es Liz Cambage; Jewell Loyd, esa perra de presa que completa el “Big 3” tan increíble de las Seattle Storm junto a Steward y Bird que ha conquistado el campeonato de la WNBA…

 

Cambage vs Griner y “Big 3” de Seattle Storm. Foto vía: usabasketball

 

Se podría estar hablando de estas campeonas todo el tiempo que se quiera, pero es mejor que vosotros mismos las sigáis durante sus carreras fuera de EEUU y acabéis esperando con ansia, como cada vez más personas, la temporada de 2019.

Acerca del autor

Estudiante de Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid. Fan del deporte desde que tiene recuerdos. Como nunca se le ha dado bien ninguno, ahora se dedica investigarlos e intentar llegar más allá que el resto de la gente. Su sueño es ser el mejor periodista de WNBA del país, y no hay mejor forma de hacerlo que empezando en El Playmaker.

Publicar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies