Guía para entender el football y la NFL

Guía para entender el football y la NFL

El fútbol americano o simplemente football es un deporte de equipo once contra once. El objetivo del equipo que ataca es de cuatro en cuatro oportunidades hacer un mínimo de diez yardas en total para volver a tener otras cuatro oportunidades para otras diez yardas. Y lógicamente, como en cualquier deporte, el objetivo principal del ataque es el anotar. Para la defensa el principal objetivo es, lógicamente, parar al ataque y que el otro equipo no anote.

 

En football, en comparación con deportes, como el soccer (o como se conoce en Europa, fútbol) o baloncesto, hay una clara diferenciación entre el ataque y la defensa, ya que es un deporte en el que te especializas en una posición, es decir, o solo atacas o solo defiendes.

 

Ataque

 

En el ataque juega el tipo que acapara los flashes y el que se lleva a la jefa de animadoras en las películas americanas, el quarterback, o QB en su abreviatura. Si bien el QB es el que pasa la pelota y, por ende, podríamos pensar que el jugador más importante del ataque, estaríamos algo equivocados, ya que sí es importante, pero no el que más. Decide qué tipo de jugada hacer, ya sea por indicación del entrenador o por decisión propia. Puede optar por el pase hacia cualquiera de sus compañeros elegibles para el pase (la línea está excluida), por entregarle el balón al corredor (explicado más adelante) o por correr él mismo. En Latinoamérica al quarterback se le conoce como mariscal de campo.

 

Baker Mayfield, de marrón, mariscal de campo de los Browns pasando. Foto: Cleveland Browns

Baker Mayfield, de marrón, mariscal de campo de los Browns pasando. Foto: Cleveland Browns

 

 

Delante de él, a unas pocas yardas (formación en shootgun), o justo delante, si formamos bajo center (formación en I), se coloca la Offensive line. La OL la forman los tipos más grandes y fuertes de la unidad de ataque de nuestro equipo.

 

A la izquierda y de azul la OL de los Giants. Foto: Bleacher Report

A la izquierda y de azul la OL de los Giants. Foto: Bleacher Report

 

 

 

En el medio se coloca el center, el C, que será quien le cante al QB lo que éste tiene delante y no puede ver y el que le ayuda a leer la formación de defensa del equipo contrario. Es el encargado de, tras la señal del QB (acústica o con un golpe o gesto), pasarle el balón, siempre hacia atrás, para iniciar la jugada.

 

A ambos lados se colocarán los Offensive guards. Los OG son tipos altos y fuertes y los encargados de proteger al QB de un posible sack (placaje que sufre el QB por parte de cualquier miembro de la defensa y que haga perder yardas al ataque). El sack viene precedido de un blitz, que se produce cuando el defensa entra a por el QB para hacerle un sack.

 

En los extremos de la OL, al lado de los OG, se colocan los Offensive tackles. Los OT, al igual que sus compañeros de la línea, tienen como tarea bloquear. Los OT son los que ‘cierran’ el pocket backfield (cuadrado imaginario en el que el QB está protegido por su OL) y bloquean los posibles sacks que entren por fuera.

 

También se suele colocar en la línea, aunque no es un línea, el Tight End. El TE es un jugador que se coloca a un lado de la línea (o a ambas si así lo requiere la formación) y que se encarga de bloquear si la jugada es de carrera o de salir como un receptor más. Esta posición en algunas formaciones no la sueles encontrar ya que es un jugador opcional. En las jugadas de pase, se le utiliza como receptor en corto.

 

Rob Gronkowski TE de los New England Patriots, en primer plano, tras recibir un pase. Foto: NFL

Rob Gronkowski TE de los New England Patriots, en primer plano, tras recibir un pase. Foto: NFL

 

 

A ambos lados de la formación y fuera del backfield  pero sin formar en paralelo a la línea (al menos uno) se colocan los Wide receivers. Los WR son jugadores, por lo general, altos y delgados y con una capacidad muy alta para recibir el balón bajo presión ya que en las jugadas de pase son los receptores de éste. Son los más ágiles y rápidos del equipo.

 

Larry Fitzgerald, en primer plano, WR de los Arizona Cardinals atrapando un pase. Foto: NFL

Larry Fitzgerald, en primer plano, WR de los Arizona Cardinals atrapando un pase. Foto: NFL

 

 

 

Y por último, a un lado o a ambos del QB se coloca el running back o el full back. Los RB/FB son los encargados de ganar yardas terrestres. Son los que recibirán el balón por parte del QB cuando se decida una jugada de carrera. Cada vez que un RB/FB recibe el balón para una jugada de carrera, se le llama acarreo. En ciertas ocasiones, tiene que salir a recibir el pase y ser un receptor más ya sea por que la jugada sea un fake run (se amaga que es una jugada de carrera para acabar siendo una de pase o una carrera del QB) o porque su ruta es salir al pase.

 

De azul y con el 26, el RB de los New York Giants, Saquon Barkley en un acarreo. Foto: NFL

De azul y con el 26, el RB de los New York Giants, Saquon Barkley en un acarreo. Foto: NFL

 

 

Formaciones en ataque

 

La OL suele estar formada siempre por los cinco jugadores antes nombrados. Siendo el siguiente esquema el más usado: OT-OG-C-OG-OT. Se puede prescindir de uno de los OT dependiendo de cual sea el lado ciego del mariscal de campo, pero si esto ocurre, el TE no es elegible para el pase. La manera más común de llamar a la formación de ataque es personnel y, en este orden, primero el número de RB y por último el número de TE, siendo la más utilizada la 11 personnel (cinco OL, el QB, un RB, un TE, y tres WR) y la 21 personnel (cinco OL, un QB, dos RB, un TE y dos WR). También se puede utilizar la 12 personnel, 13 personnel e incluso la 10 personnel (un RB y cuatro WR abiertos).

 

¿Qué jugadores pueden ser elegidos para el pase?

 

Como ya dijimos antes, no todos los jugadores de ataque pueden ser elegidos por el QB para recibir un pase.

 

Según dicta la norma, solo los jugadores de los extremos de la línea pueden salir a recibir el pase. Por este motivo, al menos un WR se coloca más atrasado que la línea cuando en la formación hay un TE. De los jugadores que se coloquen en el backfield, todos pueden salir a recibir un pase o todos pueden recibir el balón en la mano.

 

El WR que se coloca más atrás es el del lado opuesto al TE para que este, al encontrarse en el extremo de la línea, sea el que pueda salir como receptor si así lo dice la jugada.

 

Si el TE es un jugador elegible para el pase, el QB o el coordinador ofensivo (el entrenador en jefe también) debe hacerlo saber al equipo de árbitros.

 

En caso de que se produzca un fumble (el balón se le cae de las manos al portador y queda vivo, siempre y cuando no toque el césped) el balón puede ser recuperado por cualquier jugador del ataque o de la defensa. Si el balón es recuperado por la defensa, puede avanzar con él hasta que sea parado siempre y cuando no toque el suelo con la rodilla o con el codo.

 

Para saber qué jugada tienen que hacer, en ataque normalmente el mariscal lleva un auricular por el cual le cantan la jugada desde la banda en el llamado playcall. Suele estar cantada por el coordinador ofensivo aunque en algunos equipos la labor la hace el propio head coach.

 

Esta suele ser la norma, ya que lo anormal o lo menos repetido es que sea el propio quarterback sea el que seleccione que jugada. Todo depende de cada equipo pero las jugadas se suelen dar con una secuencia de números que indican la ruta o el movimiento que cada jugador suele hacer. Para distinguir pase de carrera suelen utilizar colores, animales o cosas así.

 

Una vez el QB canta la jugada en el huddle (reunión pre snap -acción en el que el center inicia la jugada- en la que se junta todo el ataque -la defensa hace el suyo también- y se canta la jugada), la jugada cantada es la que se suele hacer, pero existe la posibilidad de que una vez colocados los jugadores viendo cómo se coloca la defensa, el QB (ya no tiene conexión con la banda) decida cambiar la jugada mediante un audible en el que se canta la jugada nueva mediante un código anteriormente prefijado.

 

Defensa

 

El equipo defensivo tiene el objetivo de provocar que el ataque no consiga anotar y que tengan que jugar un cuarto down. En defensa, al contrario que el ataque, cualquier jugador puede jugar en cualquier lugar del campo sin incurrir en formación ilegal. En defensa hay dos líneas: la línea defensiva y la línea secundaria.

 

La línea defensiva, DL, la forman los Defensive ends (DE) y los Defensive tackles (DT). También se encuentra en la línea el Nose guard (NG).

 

De blanco la DL de los Jacksonville Jaguars. Foto: USA Today

De blanco la DL de los Jacksonville Jaguars. Foto: USA Today

 

 

Los DE son los jugadores que se colocan en los extremos de la línea. Son los que paran al QB o al corredor si éste sale por fuera de la línea. Al ser uno de los jugadores que pueden entrar al blitz (acción de entrar a golpear al QB para que pierdan yardas), el más rápido de los DE se coloca en el lado ciego del QB (izquierda si es diestro y en la derecha si es zurdo).

 

Al lado de estos se colocan los DT. Labor idéntica a la de los DE pero en las carreras interiores y son lo que normalmente más presión meten al QB.

 

La posición de NG no es muy habitual verla pero suele colocarse justo enfrente del center. Suelen ser muy fuertes y su principal trabajo es el de parar las carreras interiores. Si es un jugador rápido, tiene un alto potencial para entrar por la OL y provocar un sack al ataque.

 

En la línea secundaria encontramos a los linebackers, safeties y cornerbacks.

 

Los linebackers o LB los encontraremos de dos tipos: el OLB (outside linebacker) o el MLB (middle linebacker). Y lo más habitual es que encontremos a tres, dos OLB-uno a cada lado- y un MLB (más los cuatro DL). Son los jugadores de la defensa que mejor suelen leer las jugadas del ataque, sobre todo el MLB. Proporcionan un apoyo a la línea y son los que acaban con las jugadas de carrera, de pase si van a la zona media o los que entren al blitz para meter presión al QB rival. Son los más versátiles de la defensa.

 

Cory Littleon, de amarillo, LB de los Rams, placando al RB de los Chiefs Kareem Hunt. Foto: NFL

Cory Littleon, de amarillo, LB de los Rams, placando al RB de los Chiefs Kareem Hunt. Foto: NFL

Enter text here

 

Al igual que pasa con los LB, con los safeties tenemos dos tipos: el free safety (FS) y el strong safety (SS). Sus funciones dependen del esquema defensivo del equipo pero normalmente son los que, junto a los CB (cornerbacks), hacen las coberturas en las jugadas de pase y las coberturas más profundas. Al ser los últimos jugadores que se colocan en el emparrillado, sus tackles (placajes) deben ser fuertes y seguros.

 

El SF tiende a ser más grande y fuerte que el FF. Su trabajo es manejar el “lado fuerte” de la ofensiva. Este “lado fuerte” es considerado normalmente como el lado donde se alinea el TE. El SS tiende a jugar más cerca de la línea y ayuda a parar jugadas por tierra. También suele ser el responsable de cubrir a los corredores si salen del backfield y son un receptor más.

 

El FS suele estar “flotando”, en espera del desarrollo de la jugada por parte del equipo ofensivo y seguir al jugador que trae el balón. En jugadas de pase, se espera que sea quien se acerque al receptor en el momento en el que pudiera recibir el pase.

 

Los S se dividen el campo en dos partes, la izquierda y la derecha (lo que normalmente se llama Cover-2) y una para cada uno.

 

Tyrann Mathieu, S de los Houston Texans, de blanco y el #32, interceptando un pase. Foto: USA Today

Tyrann Mathieu, S de los Houston Texans, de blanco y el #32, interceptando un pase. Foto: USA Today

 

 

Los cornerback, o en su versión abreviada CB, son los encargados de intentar que los pases de los mariscales hacia sus WR no lleguen a estos últimos bien cortándolos o haciendo una intercepción. Físicamente son como los WR.

 

Richard Sherman, de blanco, CB de los San Francisco 49ers, defendiendo. Foto: NFL

Richard Sherman, de blanco, CB de los San Francisco 49ers, defendiendo. Foto: NFL

 

 

Formaciones básicas de la defensa

 

Como ya dijimos antes, los once jugadores que formen en la defensa pueden colocarse en cualquier lugar del campo y no incurrirán en illegal formation (cuando en el ataque hay más de cuatro jugadores en el backfield o más de 7 en la línea de ataque).

 

La defensa se nombra con los números de DL y el de LB que hay en la formación. Así la defensa más utilizada es la 4-3 defense (también llamada la defensa base) ya que utiliza a la línea defensiva base (DE-DT-DT-DE) y a tres LB (LOLB-MLB-ROLB) más los dos CB y los dos S. Una variante de la 4-3 defense es la de quitar a un DL y  añadir a un LB. La defensa se llamaría así 3-4 defense, quedando así: la DL (DE-NG-DE), los cuatro LB (LOLB-MLB-MLB-ROLB) más los dos CB y los dos S. También es llamada como defensa base.

 

Así mismo, hay diferentes variaciones para cada necesidad que tenga el equipo. Desde la 5-2 (cinco DL y dos LB), pasando por la 4-4, siendo ésta una de las defensas más veloces y difíciles de romper ya que es muy probable que te vayan al blitz o que corten la progresión de yardas muy pronto.

 

Equipos especiales

 

Como su propio nombre indica, los equipos especiales salen en ocasiones especiales del juego. Esto es, en cuartos downs (field goal -FG- o gol de campo o para una patada de despeje) o cuando se anota un touchdown (TD), al inicio de cada parte o una vez se anota el TD y la conversión para reiniciar el juego.

 

Como en ataque y en defensa en los equipos especiales tenemos jugadores específicos.

 

El kicker, K, es el jugador encargado en exclusiva de salir al campo para anotar un field goal, patear para una conversión de un punto y para el inicio del juego al inicio de cada parte o tras anotar TD y conversión.

 

Adam Vinatieri, con el #4, K de los Indianapolis Colts, en plena acción. Foto-. NFL

Adam Vinatieri, con el #4, K de los Indianapolis Colts, en plena acción. Foto-. NFL

 

 

En una posición parecida, pero no igual, está el punter, el P, que saldrá exclusivamente para las jugadas de cuarto down en las que haya que realizar una patada de despeje para alejar lo máximo posible el balón de tu lado del campo y que no esté dentro del rango de golpeo óptimo para que el K (a este rango se le conoce como field goal range) intente un FG. Otra diferencia entre estos dos jugadores es que al K, le colocan el balón y al P no.

 

Al igual que en el equipo de ataque, y más concretamente en la OL contamos con el C, en los equipos especial está el long snaper, que realiza el mismo trabajo que el C pero lo hace a más distancia que éste e incluso con mayor precisión.

 

Como hemos apuntado anteriormente, al K le colocan el balón. El jugador que realiza dicha tarea suele ser el QB suplente (que puede hacer un engaño y en vez de colocar el balón realizar un pase) o el P. Pero al igual que en el resto de posiciones, los equipos suelen tener un jugador solo para esto que es el holder.

 

Esto en cuanto al equipo que estaba atacando, pero el equipo que defendía también saca a sus equipos especiales. El principal es el retornador, que es el jugador que atrapará el balón que previamente ha sido pateado por el K o el P del equipo contrario.

 

Iniciación en el juego

 

Una vez explicado los jugadores de cada equipo, queda lo más importante: el juego.

 

Una vez saltan los dos equipos al campo, y el equipo de árbitros convoca a los equipos, se personan los capitanes de cada equipo (suelen ser uno o dos por cada especialización habiendo de cinco a seis capitanes por equipo). El equipo que empezará el partido atacando o defendiendo se elige como en otros deportes: por sorteo. Será el que actúa como visitante el que pida primero si una cara u otra de la moneda. El que gane el sorteo elegirá recibir (atacar primero) o patear (defender primero). El otro elige el lado del campo que ocupan.

 

Una vez ocurre esto se inicia el juego. Cada partido consta de dos partes, dividida cada una en dos cuartos de quince minutos de duración habiendo dos de descanso entre el primer y segundo cuarto y otros tantos entre el tercero y el cuarto. Entre el segundo y el tercero, el descanso es de diez minutos durante un partido normal. En la Super Bowl el descanso es más largo ya que hay un show en el entretiempo.

 

Una vez el equipo que hace la patada y el retornador atrapa el balón es parado por la defensa contraria (o pide first catch -pedir que no le placen, lo que conlleva iniciar desde la yarda veinte si atrapas en la zona de anotación o desde el punto que atrapes el balón dentro del emparrillado- o desde el punto exacto por el que se salga el balón) empiezan a contar treinta segundos en los cuales el ataque debe haber empezar la jugada o incurrirá en una falta llamada delay of game (se repite el down en el que se esté y se añaden diez yardas a las que quedasen).

 

Una vez se inicia el juego, el QB tiene las opciones mencionadas en el apartado del QB, pasar a un receptor elegible, darle el balón a un corredor o correr él. Ya ha elegido, por ejemplo carrera, y el corredor empieza a correr, y hace, desde la línea en la que se situaba el balón antes del snap, tres yardas y estaban en el primer down, la siguiente jugada será segundo down y siete (ya que ha utilizado una de las opciones para hacer las diez yardas en hacer tres).

 

Si en la jugada siguiente, el jugador que recibe el balón del QB hace las siete yardas que le quedan (o hace más de siete) la siguiente jugada será de primer down otra vez y el balón siempre será colocado por el árbitro principal del partido en el punto más lejos hasta el que haya llegado el jugador que portaba el balón.

 

Imaginemos ahora, que el QB decide hacer un pase, pero en vez de ser atrapado por un compañero es interceptado por un defensa y sin que él, con la rodilla o el brazo, toque el suelo o el balón caiga y toque el césped, el jugador que roba el balón decide correr con él y avanzar yardas. Si el ataque llega a parar al portador del balón sin que éste anote, el ataque del equipo que defendía saldrá al campo y se repetirá todo lo anterior, cuatro oportunidades o downs para hacer diez yardas.

 

Si pasan los downs y el equipo no consigue hacer las diez yardas, hay tres opciones, que se elegirá una u otra según la situación que esté el equipo que ataca. Puede salir el K para hacer un FG, puede salir el P para despejar (el equipo no ha pasado el medio campo o no está en el rango del K para intentar el FG) o pueden jugársela e intentar un pase o una carrera si el resultado está muy apretado o en un cuarto y pocas yardas (entre pulgadas y cinco yardas) y el equipo necesita anotar.

 

Cada equipo cuenta con tres tiempos muertos por cada parte que pueden ser pedidos en cualquier momento por cualquier jugador del equipo o desde la banda.

 

Si durante el avance del juego los árbitros pitan o no una acción a favor o en contra de tu equipo y desde la banda el HC considera que ésta debe ser rearbitrada tiene la opción de tirar un pañuelo rojo que llevará guardado al suelo en señal de lanzar un challenge.

 

El árbitro tras esta opción debe, con la ayuda de los árbitros que están en una sala lejos del estadio (y salvo que el partido se juegue en Nueva York) en otra ciudad, y con la ayuda del vídeo, revisar la jugada. Si la acción se salda a favor del equipo que lo pide, se pitará la falta y se penalizará al equipo infractor con la falta que sea (con yardas, primer down automático para el ataque o TD si la jugada revisada era por este motivo). Si no es así, y la falta queda en nada o incluso hay una falta del equipo que pidió el challenge, dicho equipo perderá un tiempo muerto.

 

Las formas de anotar y los puntos que te dan son variados. El que más puntos te da, con seis, es el touchdown (lograr entrar en la zona de anotación contraria con el balón en posesión) que puede ser anotado por el ataque o por la defensa (tras intercepción).

 

Tras el TD toca la conversión que será de un punto, en la que saldría el K y los equipos especiales (desde el centro a doce yardas -desde la yarda dos más las diez que mide la end zone o zona de anotación-) o una de dos puntos en la que el ataque se queda en el campo e intenta mediante carrera o pase anotar, se hace a dos yardas de la zona de anotación.

 

Otra forma es mediante un FG, que te da tres puntos. Dicha jugada la hará el K golpeando el balón desde la yarda en la que toque.

 

Otra manera de sumar puntos es mediante un safety, que te da dos puntos, y es cuando un jugador cae en su propia zona de anotación y es portador del balón ya sea por que pierde la estabilidad y cae o por que ha sido placado por un rival.

 

¿Qué es y cómo funciona la NFL?

 

La NFL es la mejor liga de football del mundo. Surge en 1966 tras la fusión de la AFL (American Football League) y la NFL (National Football League) en la actual NFL. La Liga consta de 32 equipos divididos en dos conferencias de 16 (la AFC – American Football Conference- y la NFC -National Football Conference-) divididas a su vez en cuatro divisiones (norte, este, sur y oeste).

 

Cada temporada consta de un total de 17 semanas y cada equipo juega 16 partidos, siendo en dos ocasiones contra sus rivales de división (seis partidos) y después se juega un partido contra los equipos de otra división de tu misma conferencia (rota cada año), otras cuatro contra los de otra división de la otra conferencia y por último juega dos partidos contra dos rivales de la misma conferencia y que no se haya enfrentado durante la temporada. Cada equipo cuenta con una semana de descanso que es conocida como la bye week en la que no se juega. En la NFL la bye (como se la conoce coloquialmente) está entre las semanas cuatro y doce de la temporada regular.

 

Una vez pasada la temporada regular, los equipos clasificados de cada Conferencia (seis en cada una) juegan los partidos de post-temporada.

 

La manera de clasificarse para los playoff de la NFL es la siguiente: los campeones de las cuatro diferentes divisiones se clasifican a los playoff. De éstos, los dos mejores récords tendrán una bye week extra ya que no jugaran la primera ronda de los playoff de la NFL (la primera ronda se llama Wild Card Round) que jugarán los dos peores récords de los campeones de División contra los dos siguientes mejores récords de la Conferencia sin tener en cuenta los campeones (para este criterio de clasificación no se mira la división, solo el récord que tenga).

 

De esta manera la Wild Card Round la juegan los seeds (los puestos que se clasifican a la post-temporada) del tres al seis, jugando de la siguiente manera: el tercero contra el sexto y el cuarto contra el quinto, siempre en casa del mejor clasificado.

 

Una vez jugada esta primera ronda, entran en liza los dos mejores seeds de cada conferencia. El mejor récord (seed uno) jugará su primer partido de playoffs contra el equipo clasificado por la wild card round con peor récord de los dos y el seed dos lo hará contra el equipo que posea el mejor récord. Los seeds uno y dos serán los locales. A esta ronda se la conoce como Divisional Round.

 

Si superas la ronda divisional, te clasificas para jugar el Conference Championship Game. El partido se jugará en el campo del equipo que mejor seed tenga. Esta es la fase previa a la Super Bowl. Ganar este partido te da el título de campeón de tu Conferencia. El equipo que gane dicho juego, se clasifica a la ansiada Super Bowl.

 

Así llegamos al partido de los partidos. El partido que los 32 equipos al iniciar la temporada en septiembre quieren jugar pero que solo dos, los dos mejores, jugarán. Todos sueñan con levantar el Lombardi, pero solo uno lo hará. Y ese equipo será el Campeón de los Campeones y entrará en el Olimpo del football. Este partido se juega en un campo neutral (al no ser que uno de los equipos clasificados sea el dueño del estadio) y la sede se conoce con hasta tres temporadas de adelanto. La fecha es el primer domingo del mes de febrero.

 

Cada Super Bowl está enumerada con números romanos, salvo la número cincuenta que se conoció como ‘Super Bowl 50’.  Este partido es el más especial y por ello todo el día de la Super Bowl es un ritual que todo amante del football vive desde muy temprano. En las inmediaciones del estadio hay actividades de todo tipo, siendo las más multitudinarias los conciertos que hay en los prolegómenos del partido que empiezan varias horas antes del inicio del partido o del kick-off.

 

Al ser un partido especial, el himno americano como en todo espectáculo deportivo es cantado, pero esta vez por un gran artista, el cual o la cual suele ser elegido de entre los artistas reconocidos del estado o de la ciudad que alberga el partido. En el descanso del partido también se monta un espectáculo con actuación musical en directo. Esta actuación es casi tan esperada como el propio partido. De entre todos los artistas invitados para actuar en el halft-time show de la Super Bowl sobresalen Michael Jackson, Gloria Estefan, Steve Wonder, Aerosmith, U2, The Rolling Stones, Justin Timberlake, Sir Paul McCartney, Prince, Bruce Springsteen, The Who, The Black Eyed Peas o Red Hot Chilli Peppers. Durante el Show de la SB 5o, uno de los más esperados, actuaron conjuntamente Bruno Mars, Beyonce y Coldplay.

 

En la Super Bowl LII (la de esta temporada), la intérprete para cantar el himno será la cantante local de soul Gladys Knight (también conocida como ‘La Emperatiz del Soul’) y durante el descanso lo hará Maroon 5. Esta vez será la primera vez que la NFL piense más allá de sus fronteras y  adelanta la hora de inicio a las 00:30 horas de España (madrugada del domingo 3 al lunes 4 de febrero).

 

Lo más importante: se jugará en el Mercedes-Benz Stadium de Atlanta, Georgia: estadio cerrado con capacidad para 71,000 espectadores (algunas fuentes hablan de hasta 75,000 espectadores) y con césped artificial. Casa de los Atlanta Falcons de la NFL y del Atlanta United de la MLS.

 

 

 

 

Acerca del autor

Juanan es un aficionado a todos los deportes americanos en especial a la NBA y la NFL. También le gusta la música y el Atleti.

Publicar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies