La resurrección de Koke

La resurrección de Koke

Nueva temporada y nuevo reto para el vallecano. Nuevo reto en forma de nueva posición de partida. Este año con la llegada de Lemar, Martins y Rodrigo, sumado a la irrupción de Thomas Partey y el gran nivel que exhibe Saúl en cada partido, a Koke le espera una posición que si bien no es nueva para él si le obliga de alguna manera a jugar de una manera diferente a cómo venía haciéndolo en las últimas temporadas.

 

Y será en la última temporada donde nos paremos. El año pasado cuando jugaba en medio hubo dos versiones del canterano. Una rozando el notable con Gabi a su lado y otra sin el excapitán, en la que se veía a Koke algo perdido, dando la sensación de que no sabía qué hacer. Con Partey a su lado, aunque el ghanés jugase mejor que Gabi, Koke era el que tenía que decidir a quien dar el primer pase en la salida de la pelota del equipo rojiblanco y, en bastantes ocasiones, amasaba en demasía la bola. Esto hacía que Antoine Griezmann tuviese que emigrar a una banda e incluso situarse en mitad de cancha para que le llegase el balón, incluso estando Costa en el verde, perdiendo así el poder hacer daño al equipo rival. Con Gabi en el campo esto no solía pasar ya que cuando el balón salía de las botas del central de turno el receptor del primer pase era el central, y Koke se encontraba más liberado, situándose entre líneas formando un triángulo con Saúl, que era el encargado del último pase. Era en estas ocasiones en las que partía desde la banda, como parece que pasará este año, cuando vimos al mejor Koke. Acabó la temporada con el Atleti y llegó el Mundial. Primero Lopetegui y Hierro después se dieron cuenta que como mejor se encontraba Koke era con un jugador al lado con criterio para sacar la pelota y que mande en el centro, y en la Roja quien hace ese trabajo es Sergio Busquets.

 

En los partidos de preparación Koke jugó en el doble pivote con Busquets y ambos se encontraban muy cómodos. Busquets en su labor de ayuda a los centrales en la salida y en la transición defensiva y Koke en la de conectar con Iniesta, Isco o Asensio para que estos dieran el último pase, o que al menos lo intentasen porque tanto en la preparación como en el torneo, España se enfrentó a defensas muy juntas y muy pobladas que hacían que el juego del combinado nacional fuera excesivamente horizontal y previsible, dando como resultado la poca llegada de balones a Costa y Rodrigo, los encargados de hacer los goles. Llegó Portugal y el primer partido en que Hierro colocó a Koke en el doble pivote fue el choque en que mejor jugó España, ayudada por una Portugal que no necesitó ahogar a la Roja con una ayuda constante de los hombres del medio campo a los centrales o con defensas de tres centrales que en la fase defensiva se convertían en seis, ya que jugaban con dos carrileros que pasaban a ser laterales, mientras que el medio defensivo se metía entre los centrales para constituir una defensa de seis como las de Irán y Marruecos, partidos en los que el centrocampista del Atlético de Madrid poco o nada tuvo que decir. Contra Rusia más de lo mismo.

 

Vacaciones, descanso y llega la pretemporada con el Atleti. Sin Gabi ya en el equipo y con las llegadas del Campeón del Mundo, Lemar, y de la perla Rodri al equipo, había que reinventar posiciones. Estos dos últimos tenían la posición clara al igual que Partey. Quedaba por decidir Saúl y Koke. El ilicitano al medio junto a Thomas o Rodri y Koke a su lado, pero en la banda derecha, y con Lemar por la izquierda para formar un carril zurdo campeón del mundo y con la profundidad por bandera.

 

La decisión del Cholo es que Koke, a pesar de jugar mejor en el doble pivote que en la posición exterior , juegue por fuera y Saúl por dentro, que también juega mejor en la otra posición. El juego del Atleti no ha cambiado nada. Los del Cholo y el profe Ortega juegan igual: pocos pases, el balón llega rápido arriba para que Costa o Griezmann corran. La defensa para el Atleti es innegociable. Con el paso de los partidos y los minutos, vemos como esta opción elegida por el staff del Atleti era la ideal y con Saúl como ‘creador de juego’ vemos a un Koke liberado y que no tiene que amasar el balón. Ahora decide el primer pase. Se ve al ‘6’ y al ‘8’ jugando como nunca, en su mejor versión, algo que no solo es positivo para el cuadro del Metropolitano sino para la selección española, que gana en efectivos.

Acerca del autor

Juanan es un aficionado a todos los deportes americanos en especial a la NBA y la NFL. También le gusta la música y el Atleti.

Publicar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies