La vida sin Curry y el caso KD

La vida sin Curry y el caso KD

6 de Noviembre de 2018, Golden State Warrios gana a Memphis Grizzlies en casa. Con esta victoria, imponen en el oeste un 10-1. El mundo de la NBA está aterrorizado. Ocho victorias seguidas, 6-0 en el Oracle, y dando unas sensaciones en la cancha que parecía que no había nada que frenase a los campeones en otra temporada que el anillo parecía para ellos. Curry se ponía líder en la carrera por el MVP, seguido de un KD a un nivel estratosférico por si fuera poco lo que estaba haciendo su compañero. Si a esto le sumas un Thompson que volvía a coger ritmo desde la línea de tres y, una vez más, Steve Kerr formando un banquillo espectacuklar con jugadores hasta entonces desconocidos como Damian Jones o Alfonzo McKinnie.

 

No había nada que frenase a estos Warriors, o eso parecía.

 

 

 

“El quinteto de la muerte”. Foto via: warriors

 

 

9 de Noviembre. Los Bucks de Anteto y Bledsoe arrasan a los Warrios en el Oracle. Tras firmar el peor partido de su temporada, Curry se retira del campo por unas molestias en el aductor izquierdo. Parecía solo un mal partido, pero sería el principio de uno de los mayores calvarios de la franquicia en la era Kerr.

 

El equipo ha pasado de un 10-1 a un 12-6 desde aquel partido, con un 2-4 desde la lesión de Curry, encadenando, a día de hoy tras el partido contra los Spurs, tres derrotas consecutivas. Y no son solo los resultados, son las sensaciones que está dejando la franquicia de Oakland sobre la pista. Han pasado de, en el mes de Octubre, ser líderes de la liga en Off Rating, Eficencia, True Shooting, segundos en Net Rating, Top 3 en asistencias… a colocarse como los 16º en Offf Rating, 25º en Def Raiting, 23º en Eficiencia, 24º en porcentaje de triples… En definitiva, un desastre.

 

Bien es cierto que al mal juego del equipo, se le han sumado una cantidad de problemas que hacen de la situación de los Warriors todavía más delicada.

 

La lesión de Curry (y la de Green)

Es verdad que no es la primera vez que Curry se lesiona. De hecho, la pasada campaña se perdió más de treinta partidos por lesiones. No tener a un jugador como él en el equipo es obvio que le pasaría factura a cualquier equipo, pero no nos llegamos a imaginar cuánto.

 

La influencia de la estrella de Akron en el juego de los Warriors se plasma en la estadística de partidos con él y sin él en pista desde la era Kerr, teniendo un balance de 254 victorias y 47 derrotas con Curry en pista y de 22 victorias y 22 derrotas sin él. Simplemente increíble. No es solo la cara de la franquicia y uno de los mejores jugadores del mundo, sino que su peso en el equipo es demasiado grande en uno de los mejores equipos de la historia. Simplemente los Warriors son otro equipo sin él.

 

Si a esto le sumamos que otra de las columnas de la franquicia como es Draymond Green, no ha podido jugar entre sanciones y una lesión en el pie, echa más leña al incendio en la bahía.

 

 

Problemas en el vestuario, la pelea Durant/Green

El 13 de noviembre sería la fecha del inicio de este culebrón entre dos de los jugadores con más carácter del equipo y de toda la liga. En el partido ante Clippers, KD le reprocha a Green el no darle la bola en la última jugada antes de la prórroga, y este le responde con insultos y reproches que terminarían en una “crisis” de la franquicia, aunque ese no es el tema de hoy.

 

El caso es que, solucionen o no el problema entre estos dos jugadores en menos o más tiempo, es obvio que va a acabar afectando en la cancha en mayor o menor medida. Por este motivo otros jugadores de la plantilla como Thompson o Curry ya se han pronunciado sobre el tema, diciendo que estas peleas son lo único que puede hacer que se desconcentren del objetivo de volver a ganar otro año más.

 

 

Tenemos que hablar de Kevin

Como ya es sabido por todos, Kevin Durant será agente libre el próximo verano. Este verano los Warriors ya tuvieron el mismo problema, pero tras otra temporada increíble, la renovación del matrimonio Warriors y KD estaba más que claro. Pero puede que este año estemos más cerca del divorcio que nunca.

 

Tras la renovación de contrato de este año, el jugador nacido en Washington declaró que el año que viene no perdonaría ni un dólar. Esto ya en si es un problema, ya que los Warriors tienen un espacio salarial muy ajustado, y si le sumas que Klay Thompson también finaliza contrato este verano, se convierte una situación difícil de solucionar.

 

Aun así, es una prioridad de la franquicia mantenerle en la franqucia, ya que supone uno de los mejores jugadores de toda la liga y una figura mediática muy potente, un factor que coge gran importancia con el cambio de la franquicia a San Francisco previsto para la próxima temporada. Pero la pregunta más importante es la siguiente: ¿Se merece Durant este trato de los Golden State Warriors?

 

Claramente sería una estupidez dejar marchar así sin más a un jugador de la talla de KD, pero que sea una estrella no significa que sea 100% fundamental. Mucho se ha hablado de esas palabras que le decía Green en la discusión ante Clippers, “Nosotros ya ganábamos sin ti…”. Y no le falta razón al bueno de Draymond. Los Warriors ya eran uno de los mejores equipos de la historia antes de que Durant llegase a la franquicia, dejando temporadas históricas como el primer anillo o el famoso 73-9.

 

Esto no significa que el equipo no haya mejorado tras la llegada de KD, pero sí que hay equipo sin él, y tras esta crisis que está pasando la franquicia queda más clara todavía una cosa: La estrella de este equipo no es Durant, es Curry. Puede ser que comparándolos pueda ser uno mejor o peor que el otro, pero nadie puede negar que no hay mejor jugador franquicia para estos Warriors que Steph Curry.

 

Y esto está demostrando Durant durante la baja del “30”, realizando actuaciones mediocres con unos porcentajes de tiro malísimos. Cuando KD tenía que tirar del carro y demostrar que se merece un contrato máximo el año que viene, no ha podido con el peso de la franquicia y los Warriors pasan por uno de los baches más grandes de su historia reciente.

 

A lo mejor es un error creerse tan importante y tocaría empezar a demostrarlo cuando el equipo te necesita. Curry, los Warriors te necesitan.

Acerca del autor

Estudiante de Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid. Fan del deporte desde que tiene recuerdos. Como nunca se le ha dado bien ninguno, ahora se dedica investigarlos e intentar llegar más allá que el resto de la gente. Su sueño es ser el mejor periodista de WNBA del país, y no hay mejor forma de hacerlo que empezando en El Playmaker.

Publicar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies