Libertad condicional

Libertad condicional

Cada año, con el inicio del mercado invernal, un gran número de futbolistas quedan libres al terminar su situación contractual con el equipo y tienen potestad para decidir su futuro con otros clubes de manera directa y sin intermediarios. El problema aparece cuando deben seguir hasta el uno de Junio en sus clubes de origen, donde saben que no van a continuar.

 

Desde el 1 de Enero 2019, jugadores de la talla de Rabiot o Ramsey pueden negociar con cualquier club sin necesidad de que PSG o Arsenal tomen parte en el traspaso. Esto, que a priori parece una oportunidad única para el jugador, puede convertirse en un problema a corto plazo.

 

Todo se complica cuando el club decide no contar con el jugador, tras su negativa a la hora de ampliar el contrato. Existen numerosas medidas para forzar la renovación de un jugador. Un ejemplo muy claro es una pérdida de protagonismo progresiva o radical en el equipo. Consecuencia de ello, aparece la falta de ritmo competitivo o se produce una disminución en su valor de mercado.

 

Poco a poco, este miedo se ha perdido entre los futbolistas. Años atrás parecía una hecatombe no tener resuelto el futuro de cara a la próxima temporada. Cualquier lesión podría truncar una carrera profesional y quedarte sin apoyo económico. Algo parecido le ocurrió a Víctor Valdés. El portero de l’Hospitalet sufrió una rotura de ligamento cruzado a pocos meses de firmar por otro club. En este caso se decía que su destino era el AS Mónaco y, tras la lesión, el club monegasco no quiso contar con él en sus filas.

 

Paralelamente a las lesiones, otro factor que condiciona este tipo de decisiones en jugadores de renombre es la celebración de alguna competición importante a nivel de selecciones (Mundial, Eurocopa, Copa América, etc.). Si deciden no renovar y quedan apartados durante meses de los terrenos de juego, se pone en peligro su participación en la cita. Los seleccionadores raramente se decantan por jugadores que no tiene ritmo competitivo y los futbolistas lo saben.

 

Sin embargo, los jugadores y sus representantes han dado la vuelta a la tortilla, mostrando una actitud más arriesgada. Hoy en día, si eres libre consigues una prima de fichaje, un aumento en el salario y además, existen casos de exigencias puramente futbolísticas, como jugar en una posición determinada o minutos garantizados (algo en lo que no creo). Buena prueba de ello es Adrien Rabiot. El mediocampista francés lleva meses jugando al despiste con su futuro y retando al jeque, quien se muestra inflexible. Rabiot se ha visto relegado a un segundo plano en un equipo en el que era pieza capital. Su destino podría ser Munich o Barcelona, aunque todo hace indicar que su salida será en verano.

 

Precisamente el F.C. Barcelona es el equipo más activo en estas últimas semanas. El fichaje a coste cero de Jean-Claire Todibo, los contactos con Rabiot y la situación de Munir El Haddadi han centrado la atención de la dirección deportiva en este nuevo año.

 

Este último caso es llamativo. El internacional español acaba contrato esta misma temporada y hace semanas todo parecía encarrilado hacia una renovación por cinco temporadas con el club blaugrana. No obstante, el delantero culé no ha renovado aún y el club, con Ernesto Valverde mediante, ha decidido no volver a convocarle en beneficio de otros jugadores en plantilla, que están dentro de los planes de futuro. La intervención de su representante, pidiendo una supuesta compensación económica por la renovación y dando luz al problema en los medios, ha dificultado que la operación llegara a buen puerto. Ahora Munir tiene dos opciones: salir en invierno por un módico precio, renunciando a una posible prima de fichaje en verano, o quedarse en la grada hasta entonces.

 

Dos casos completamente opuestos al de Rabiot o Munir son los de Brahim Díaz e Ibai Gómez. El atacante malagueño ha dejado en las arcas del Manchester City quince millones de euros y ya es jugador de pleno derecho del Real Madrid. El club blanco ha preferido contar ya con los servicios del jugador español y evitar así posibles competidores en Junio de este año.

 

Especialmente emotiva ha sido la salida de Ibai rumbo a San Mamés. El extremo bilbaíno ha anunciado su vuelta a casa con un vídeo en redes sociales, y no ha dudado en agradecer todo lo vivido en Mendizorroza. Esto evidencia que abandonar un club en estas condiciones no está reñido con ser un señor y devolver el cariño recibido durante la estancia allí.

 

Autor: Laurence Griffiths. Imagen propiedad de Getty Images.

Además de representantes expertos en estas dotes, hay clubes que se mueven como pez en el agua. La Juventus de Turín es el mayor exponente en este apartado. Gran parte de la columna vertebral del conjunto biannconero en los últimos diez años se ha gestado en negociaciones con jugadores libres. Andrea Pirlo (2011), Pogba y Llorente (2013), Coman (2014), Khedira y Neto (2015), Dani Alves (2016) o Emre Can (2018) son solo algunos nombres que han llegado a coste cero a la ciudad transalpina.

 

Todo apunta que el próximo en llegar será Aaron Ramsey, también apartado por Emery. De acuerdo con las últimas informaciones de The Telegraph, el centrocampista galés será nuevo jugador de la Juventus de Turín a partir de Junio y tendrá un salario de ocho millones de euros anuales. No será el primero ni será el último.

 

De manera indirecta, los jugadores abren una nueva vía de negociación que podría repercutir en el mercado. La salida de futbolistas a coste cero y con una prima de fichaje supondría una bajada de precio en los desorbitados traspasos que se llevan a cabo hoy en día. Además, todas las situaciones incómodas para los clubes y jugadores que se producen en este tipo de casos tendrían fácil solución. Solo hay que ajustar el fin de contrato al de una temporada futbolística y no al final del año natural. Aunque quien hace la ley, hace la trampa. Como diría un famoso banquero y político: “Es el mercado amigo”.

Acerca del autor

Es agradable ser importante, pero más importante es ser agradable. Disfrutón.

Publicar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies