¿Qué es real en este inicio de la NBA?

¿Qué es real en este inicio de la NBA?

Los inicios de temporada son siempre especiales en la NBA. La falta de preparación de algunos equipos, así como el sorprendente nivel mostrado por otros, da lugar a situaciones peculiares que pocos podrían esperar. Muchos han sido los equipos que, en estas primera semanas, han logrado sorprender a aficionados y expertos del baloncesto americano.

 

Con más suerte para unos que para otros, los detalles que ha dejado este inicio de campaña dicen mucho – o no tanto – de lo que puede ocurrir de aquí hasta junio. Sin embargo, solo algunas de las enseñanzas que han dejado estos primeros partidos reflejan, realmente, lo que va a ser esta temporada. ¿Pero cómo diferenciar la realidad de los espejismos?

 

¿Pueden ser los Kings los tapados del Oeste?

 

Sergi Concha: Creo que es pronto para tener en cuenta realmente a los Kings, aunque es de admirar el inicio que han tenido. Están anotando casi 120 puntos por partido a un ritmo altísimo y con unos porcentajes maravillosos. Es lógico pensar que el globo termine desinflándose, y más viendo el calendario que se les viene encima en las próximas semanas, pero las sensaciones y los resultados ya están ahí y eso no se lo va a quitar nadie.

 

Fox, Hield y Cauley-Stein están creciendo a pasos agigantados, en el caso de los dos últimos cuando ya muchos les daban por perdidos. Y las llegadas de Bjelica y Bagley están funcionando a las mil maravillas. Son un equipo que divierte y que en un futuro, no tan lejano, estarán arriba.

 

Emilio GuerreroSinceramente, creo que no. Han empezado muy fuertes y aprovechando un calendario asequible. Sin embargo, no tienen plantilla para estar tan arriba y conforme avance la temporada, empezarán las pruebas con los más jóvenes. El año pasado tuvimos dos ejemplos similares como Orlando Magic y Memphis Grizzlies, quiénes comenzaron el curso con un récord de 6V-2D, pero acabaron por diluirse.

 

De todas maneras, es ilusionante ver el progreso de jugadores como Fox, Hield, Mason III, Bagley y Stein. Serán un equipo a tener muy en cuenta en un futuro no muy lejano.

 

Juan Antonio Menor: Sin duda, los de Sacramento pueden ser uno de esos equipos que den la sorpresa de meterse entre los ocho mejores equipos de la Conferencia Oeste. Son de los equipos de segundo nivel que mejores jugadores tiene, además de contar en su roster con jugadores jóvenes que están demostrando tener un gran nivel. Uno de los mejores jugadores, Bogdan Bogdanovic, aún no ha debutado este año debido a una operación a la que se tuvo que someter a principios de mes. Cuando la promesa balcánica pueda incorporarse veremos el nivel real de estos Kings.

 

Por los guarismos que están haciendo este curso no sería nada descabellado verles meterse en la post temporada como octavo o como séptimo mejor equipo, pero no más arriba ya que hay otras franquicias que están un peldaño por encima de los californianos (Utah, Warriors,Rockets, Thunder, Lakers y Spurs), pero que a su vez por talento pueden luchar con otras por ese séptimo y octavo puesto (Nuggets y Blazers).

 

Pablo Municio: Tras un comienzo algo dubitativo, Sacramento Kings es uno de los claros protagonistas en este arranque de la NBA tras su cinco victorias consecutivas y sus seis triunfos en sus siete últimos partidos, pero ¿serán realmente “los tapados en la Conferencia Oeste”? A pesar de que han mejorado, y mucho, su capacidad anotadora, personalmente no creo que estén tan arriba en unos meses.

 

Su gira por el Este ha sido con rivales relativamente ‘asequibles’, como Atlanta, Orlando Magic o Wizards (en casa) que o bien van a luchar por tener un mejor pick en el draft o que no. Su auténtica prueba de fuego será esta semana, donde tendrán rivales como Toronto Raptors, Milwaukee Bucks o San Antonio Spurs. En ella, veremos si son realmente candidatos o han sido flor de unas semanas como haya pasado en temporadas atrás con equipos como Memphis Grizzlies u Orlando Magic.

 

Santiago ArxéEl salto que han dado los Kings es tan evidente como engañoso. Tras años en el barro, cualquier haz de luz que puedan ver en Sacramento es ya algo a lo que aferrarse sin dudarlo ni un segundo. Han logrado crear un núcleo joven prometedor, capaz de mejorar de manera notable desde la temporada pasada. No obstante, siguen necesitando un jugador diferencial.

 

De’Aaron Fox se sitúa como uno de los favoritos al jugador más mejorado mientras Hield, Cauley-Stein y Bjelica terminan por conformar un grupo más que interesante. Las pieza están ahí y el balance de 6-3 (6-4 a estas alturas) les da esperanzas. Sin embargo, hay que recordar que así empezaron Magic y Grizzlies el año pasado… Los primeros terminaron 25-57 y los segundos 22-60. Calma.

 

 

 

¿Es hora de romper la pareja Wall-Beal?

 

Emilio Guerrero: Washington necesita un cambio de rumbo. El proyecto parece estancado y, por tanto, caduco. Si bien es cierto que ninguno de los dos ha dado un paso adelante en momentos importantes de la franquicia, hay otros muchos factores que condicionan el rendimiento del equipo. Mahinmi, Smith y Morris tienen contratos altísimos comparados con el rendimiento que han dado y que siguen dando. Scott Brooks no encuentra una rotación fiable y el tiempo se le acaba.

 

No sé si la solución pasa por disolver uno de los mejores backcourts de la competición, pero deben hacer algo ya. Los propios jugadores admiten ante la prensa que son una banda.

 

Pablo Municio: El tándem Beal-Wall tiene fecha de caducidad desde hace bastante tiempo. No solo por los resultados, que al igual que campañas atrás no están funcionando en estos primeros compases de regular season, sino por las aspiraciones del conjunto capitalino y los movimientos que han realizado en los últimos años, que han hipotecado económicamente al equipo.

 

Si Wizards quiere triunfar y asentarse en el Este deberá cambiar uno de sus pilares y traer con él a otro exterior talentoso y una elección potente del draft que les garantice un futuro. El presente, ahora mismo, pinta más que negro en el equipo capitalino.

 

Sergi Concha: Sí. Creo que algo ha caducado ya en Washington y toca hacer una profunda reflexión y posterior limpieza. Pienso que el que debe salir es Wall, porque parte con la bandera de estrella, pero no ha llegado a dar ese paso más que se les exige a tipos como él cuando más se le necesita. Beal cumple con su papel de segunda espada con creces e incluso podría destaparse si su compañero de backcourt se marcha, aunque llegase otro base de nivel. Los Wizards ya han tenido demasiadas oportunidades y siguen empeñados en cometer los mismos errores del pasado.

 

Santiago Arxé: Ya tardan. Los Wizards llevan años siendo la promesa vacía del Este. Cada temporada han tenido la oportunidad de dar un golpe sobre la mesa, pero nunca lo han logrado. Las decepciones constantes han acabado por hacer mucho daño a un vestuario ya de por sí conflictivo y la situación, hoy por hoy, parece irreversible. La falta de química es evidente y más que palpable con sus actuaciones sobre la pista. Siendo la segunda peor defensa y el quinto peor ataque de la liga, acumulan un 11.5 puntos menos que sus rivales por cada 100 posesiones. Estos Wizards tienen las horas contadas.

 

Juan Antonio Menor: Wall y Beal son dos jugadores de un talento puro para el baloncesto incuestionable pero que quizás ya estén algo quemados para jugar juntos. Probablemente sean uno de los males de los Wizards y quizás sea la pieza que antes toque el GM de Washington ya que será lo más fácil de ‘colocar’ buscando quien sabe si un nuevo cromo para no romper el roster o por un pick de futuras rondas.

 

La duda viene ahora al pensar posibles destinos para cualquiera de los jugadores. Si se quedan los dos y al final es el entrenador el que se vaya quizás ambos jugadores tengan que adquirir nuevos roles, pero lo que si tengo claro es que con el mismo rol no deben quedarse si al final la gerencia opta por quedarse con los jugadores. Lo único que está claro es que no son el único problema de los capitalinos.

 

 

 

¿Podrá Doncic mantener este nivel toda la temporada?

 

Sergi Concha: No es que creo que vaya a mantenerlo, si no que debe y va a ir a más. Ahora mismo vemos situaciones de juego donde Doncic ni participa durante cuatro o cinco minutos seguidos, pero cuando la tiene en sus manos siempre pasa algo interesante. Dallas necesita involucrar mucho más a Luka en su libro ofensivo, porque es la única manera de que el rookie se sienta a gusto, motivado y valorado. La química con algunos de sus compañeros de quinteto es nula, aunque por ejemplo con Barea o Finney-Smith se entiende mucho mejor. Falta tiempo y un largo proceso para que termine por congeniar con todos, pero las sensaciones, a nivel individual, son muy positivas y con señales de ir en aumento.

 

Pablo Municio: Luka Doncic ha arrancado la NBA como un tiro, y en pocas semanas se ha convertido en un gran pilar para los Mavs en ataque y en defensa, rozando los 20 puntos de media por partido, los 6,6 rebotes y casi un robo (0,9) de media.

 

Mi visión, dados los últimos años de Luka en Europa, es que a mediados de temporada, pegará el clásico bajón de los rookies, ya que puede acusar el cansancio físico de tantos viajes y partidos, y que a final de temporada, sin que los texanos se jueguen nada más que el orgullo, volverá a brillar y a acumular estadísticas espectaculares para el rookie esloveno.

 

Santiago Arxé: No es ningún secreto que Luka Doncic llegaba a la NBA como el rookie más preparado esta temporada. Sin embargo, las sensaciones que ha dejado son aún mejores de lo que se esperaba. Su seriedad sobre la pista, así como su capacidad de trabajo y sacrificio lo convierten en un jugador descomunal. A día de hoy le falta algo más de continuidad y, por supuesto, química con sus compañeros, pero el cielo es el límite para él. Conforme se vaya entendiendo más con Dennis Smith Jr y dándose cuenta de todo lo que puede lograr si se libera al 100% de sus ataduras, se convertirá en un verdadero problema para el resto de la liga. Va a ser un verdadero placer seguir su evolución de cerca.

 

Emilio Guerrero: El esloveno ha comenzado la temporada a un nivel estratosférico y me gustaría que lo mantuviese hasta final de curso. No obstante, el famoso rookie wall terminará por hacer mella. Los jugadores NBA se enfrentan año tras año a un calendario muy exigente, y jugar cada dos noches hace que el cuerpo se resienta allá por enero, febrero y marzo.

 

Sin embargo, veo que Doncic ha cambiado su fisionomía, con un mayor peso para transformarlo poco a poco en masa muscular. De hecho, se le ve muy lento en los movimientos. Quizás esto juegue a su favor, ya que cuando esté más fino y ligero puede compensar el cansancio en las piernas.

 

Juan Antonio Menor: Luka Doncic puede ser el favorito para ganar el premio a mejor novato de la temporada si sigue así. La mayor duda que existía al principio era en qué posición jugaría ya que en la NBA lo marca a quién eres capaz de defender. En las últimas fechas le hemos visto defender a LeBron James y hacerlo francamente bien e incluso vérselas con ala-pívots y hacerlo también de maravilla. Sus números son muy buenos (19 puntos, 7 rebotes y 5 asistencias) y bien podrían ser merecedores del ROY al final del curso si consigue mantenerlos o por que no mejorarlos. En Ayton y Young el esloveno tiene a sus dos mayores contrincantes para el premio.

 

 

¿Ha llegado la hora de Milwaukee?

 

Santiago Arxé: La temporada pasada parecía el momento ideal para la explosión definitiva de Milwaukee. Sin embargo, su propuesta baloncestística, tan interesante como poco ortodoxa para los tiempos que corren. Ahora, con la llegada de Budenholzer, han adoptado un baloncesto mucho más alegre y rápido, aumentando su ritmo en nueve posesiones por cada 48 minutos, una verdadera barbaridad.

 

Además, han sido capaces de abrazar el baloncesto moderno de una vez por todas. Esa polivalencia que ya buscaban en el pasado pero que solía dejarles a medio camino de lograr sus objetivos se ha convertido, ahora, en su mayor baza. Espaciando más la pista (lanzan la abrumadora cifra de 17 triples más por partido que el año pasado), dejan sitio para que Antetokounmpo despliegue todo su potencial mientras, a su vez, puede aprovechar mejor los puntos fuertes de sus compañeros. Los Bucks han dado, por fin, el paso que necesitaban para luchar por absolutamente todo.

 

Juan Antonio Menor: Si al principio de la temporada hacíamos el ejercicio ficticio de colocar a los equipos en el playoff picture, uno de los equipos que sin lugar a dudas aparecía eran los Milwaukee Bucks de Giannis Antetokounmpo. Ahora, están demostrando que son más que una sensación y que en el estado de Wisconsin tienen un equipo capaz de todo. Disfrutan de una más que decente segunda unidad con jugadores como el novato Donte DiVincenzo en la posición de PG o el veterano Ersan Ilyasova como PF, puntales del segundo equipo de Mike Budenholzer, que vuelve a demostrar por qué el gran Gregg Popovich le tenía en su staff.

 

Pablo Municio: Los Bucks me recuerdan bastante a los Hawks que alzó Budenholzer a la cima en el Este, con una versión algo más que mejorada de ese equipo que deslumbró a la NBA con un juego práctico y efectivo. Además, este año los movimientos en la agencia libre han sido silenciosos pero efectivos, y han logrado armar una segunda unidad que se echó en falta la pasada campaña. Sin lugar a dudas, si les respetan las lesiones y las segundas espadas siguen a este ritmo apoyando a Antetokounmpo en ataque y defensa, los Bucks deberían estar entre los tres mejores equipos de la Conferencia Este al acabar la temporada regular.

 

Sergi Concha: Debería llegar su hora, aunque no creo que sea ningún drama si no alcanzan las Finales de Conferencia por ejemplo. Con entrenador nuevo y piezas de rotación también nuevas, todavía falta cierto engranaje que ya pueden tener Celtics o Sixers en cuanto a continuidad, aunque con Antetokounmpo a nivel MVP cualquiera se atreve a poner a los Bucks por debajo de estos dos y los Raptors. Ahora mismo son un equipo temible en ataque y defensa, con todas las piezas funcionando bien, aunque cabe esperar que no mantengan el nivel de excelencia durante los 82 partidos, pero serán un hueso duro de roer en playoffs y en años posteriores.

 

Emilio Guerrero: Después de mucho tiempo, Milwaukee Bucks está ante su gran año. La madurez de Antetokounmpo llega de la mano de un brillante entrenador como es Mike Budenholzer. La franquicia ha hecho una apuesta muy arriesgada, dejando ir a Jabari Parker y firmando jugadores que aportaran tiro exterior como Brook Lopez o DiVincenzo.

 

De momento, el proyecto ha comenzado de una forma inmejorable. Veremos si son capaces de mantener el excelente nivel mostrado ante rivales como Toronto Raptors o Philadelphia 76ers. Apetece ver a estos Bucks.

 

¿Han perdido los Sixers su identidad?

 

Emilio Guerrero: Philadelphia 76ers mantiene su identidad, pero no las mismas piezas. Ahí está la clave. El sistema es el mismo, pero es necesario un tiempo de adaptación para los nuevos integrantes de la plantilla. Han salido jugadores como Ilyasova, Belinelli o Holmes y están entrando poco a poco Muscala, Chandler y Shamet. Del mismo modo, Fultz ya forma parte del quinteto titular y Redick se está adaptando (a la perfección) al rol de sexto hombre.

 

Además, se repiten errores del pasado, como la falta de control en el tempo del partido. Acostumbrados a un juego con mucho ritmo, falta temple para medir cuándo es necesario correr al contraataque y cuándo jugar un ataque estático aprovechando la calidad de Embiid en el poste. Hay que darle tiempo al “proceso” y esperar unos resultados que ya están llegando en forma de victorias.

 

Santiago Arxé: La situación de los Sixers es una de las más difíciles de analizar de toda la liga. Tras la maravillosa campaña que vivieron hace solo unos meses en Philadelphia, las esperanzas depositadas en esta temporada estaban por las nubes. Sin embargo, algunas de las carencias del equipo la temporada pasada se han visto acrecentadas por las bajas (y falta de reacción ante ellas) que ha sufrido la plantilla. La marcha de Belinelli e Ilyasova ha dejado muy lastrados a unos Sixers que han perdido a dos jugadores claves para su juego la temporada pasada.

 

Hay que decir, eso sí, que los Sixers aún no han podido disfrutar de su plantilla al completo, ni mucho menos. La incorporación de Chandler, que justo entra en la rotación y el papel que asuma Muscala serán vitales para Philadelphia. Mientras tanto, siguen esperando a un Fultz muy irregular que está acusando de manera clara su obvia duplicidad con Ben Simmons. Pese a sus problemas, la dirección de los Sixers parece acertada y, si todas las piezas encajan como deben, lo lógico sería que recuperasen su nivel y volviesen a carburar.

 

Juan Antonio Menor: El año pasado los 76ers eran un equipo que jugaba alegre, que casi se le caían los puntos. Este año, salvo casos contados, les está costando un poco más de lo normal y eso que la incorporación de Markelle Fultz es algo vital para ellos. Será que los de Philly han sido estudiado a fondo por sus rivales para minimizar al máximo sus virtudes (juego interior de Embiid y juego exterior de Simmons, entre otros) y destapar sus vergüenzas, que se están haciendo más visibles que nunca. Lo primero que deben intentar mejorar es la defensa. Salvo en dos juegos, han encajado tres cifras en todos los partidos, algo muy difícil de sostener por muy bien que funcione su ataque (112 puntos a favor por partido).

 

Sergi Concha: Evidentemente las bajas de Belinelli e Ilyasova son dramáticas para un equipo como los Sixers y no hay más que ver el rendimiento en sus actuales equipos, así como el de las piezas que han obtenido como relevo de los dos en los propios Sixers. Están dependiendo en exceso de Embiid en ataque y eso es insostenible durante toda una temporada, porque necesitan tener a más actores implicados más allá de algunos fogonazos anotadores de Redick desde el banquillo. Necesitan más atrevimiento a canasta de Simmons y el paso definitivo de Fultz. Más que la identidad, creo que ya han perdido ese factor sorpresa que tenían el pasado curso y se han vuelto planos y previsibles. Por tanto, deben encontrar alternativas si no quieren alejarse del trono del Este.

 

Pablo Municio: Muchos de los focos están puestos esta temporada en Philadelphia 76ers. Esta season debe ser clave para ellos y, a pesar de que no han arrancado mal la campaña, no han mostrado la imagen y el estilo de juego tan característico con el que The Process puso su carta de presentación el año pasado en la liga.

 

No sé si lo llamaría pérdida de estilo, pero sí que se le puede considerar como una mutación a un esquema mucho más directo y práctico en el que Embiid ha cogido más peso en ataque. En defensa, deberán volver a encontrar sensaciones y ajustar pequeños detalles en las basculaciones y en la intensidad de las defensas para conceder menos puntos.

Acerca del autor

Un poco de todo y a la vez todo de nada. Enamorado de contar cosas y alucinado de que alguien quiera escucharlas. Con el balón naranja hasta el fin del mundo.

Máster en Periodismo Deportivo en Blanquerna. Ha pasado por Mundo Deportivo y La Vanguardia. Es la voz del CB Prat para FEB TV y fundador del podcast Banana Boat. Sigue todo lo que se mueva en Dallas.

Es agradable ser importante, pero más importante es ser agradable. Disfrutón.

Juanan es un aficionado a todos los deportes americanos en especial a la NBA y la NFL. También le gusta la música y el Atleti.

Periodista. Deportes y esports en uno. Sobreviví a la época de Robert Sacre en los Lakers. Never give up.

Publicar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: